A Salvar al Jaguar!

By Ant_Ycc, marzo 9, 2015

Si no se preserva, la especie se extinguiría del país en 10 años!

Campesinos de Tame, Arauca, cedieron parte de sus fincas para implementar en Colombia el primer tramo del Corredor del Jaguar, que pretende salvar a este felino de su desaparición.

jaguar

 

 

 Si no se actúa ya —y en la medida de lo necesario— en su preservación, en 10 años el jaguar se extinguiría en Colombia. De esta manera el biólogo y director de la Fundación Phantera en Colombia, Esteban Payán, describe la situación de los felinos que, acorralados por la expansión de las fronteras agrícolas, la ganadería expansiva y la exploración de los recursos naturales, se están quedando sin casa.

La desaparición de su hábitat ha obligado al carnívoro a aproximarse a las zonas pobladas, reemplazando sus presas comunes por las vacas, burros y caballos de los potreros e intimidando a los campesinos que, por defender lo propio, terminan atacándolos. Como ocurrió el pasado 26 de julio en Amalfi, Antioquia, donde un grupo de vecinos acordó cazar a un felino que se había vuelto el terror de la zona.

La situación, que se repite en todo el territorio donde habita el jaguar, desde México hasta Argentina, llevó en 2009 a la fundación de preservación internacional Phantera a idear la implementación de un corredor biológico que uniera a 18 países y sirviera de flujo genético para evitar la desaparición de la especie.

Los investigadores estimaron que para sobrevivir el jaguar necesita de 17 mil kilómetros cuadrados de bosque sano, para trasladarse y abastecerse, pues al día estos animales pueden recorrer hasta 60 kilómetros y cada cuatro días consumen unos 30 kilos de carne. Por eso, la única manera de garantizarle este territorio sería creando esa ruta continental que permita que las poblaciones de felinos entren en contacto y se garantice su reproducción.

Aunque las mayores poblaciones de jaguares se han identificado en Chocó, Antioquia, Vichada, Meta y Amazonas, hasta el momento no ha sido posible estimar cuántos de éstos habitan el país. Las huellas de los felinos se han encontrado en todos los bosques ubicados por debajo de los 2.000 metros sobre el nivel del mar y, según estudios de Phantera, en el Amazonas podrían encontrarse hasta tres jaguares por cada 100 kilómetros cuadrados de selva.

Mucho más al norte, en Arauca, las familias de Aura Sanabria, Jesús Cáceres, Álvaro Torres, Pedro Álvarez, Lino Niño y Carmen Rosa, campesinos de la vereda La Reforma, en Tame, se convirtieron en las primeras en el país en implementar parte del corredor. Aunque desde pequeñas habían convivido con los felinos, hasta ahora no habían comprendido la importancia de su conservación. “Si el jaguar no existe, sus presas se multiplicarían ocasionando graves daños a los suelos y causando la transformación de muchos ecosistemas ”, menciona Payán.

Con apoyo del Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales Naturales y el Fondo para la Biodiversidad Patrimonio Natural, la Fundación Phantera y la Fundación Orinoquía Biodiversa trabajaron de la mano de los campesinos en el levantamiento de cercas sobre 10 kilómetros dentro de sus fincas, para permitir que el jaguar transite sin que se convierta en una amenaza para ellos y sus animales. En esta área las presas del jaguar podrán multiplicarse y el cerco protegerá los suelos que bordean el río Purare, fuente hídrica de la zona. Además, los campesinos se comprometieron a no cazara ningún jaguar, por lo menos en los próximos tres años.

Con la llegada de seis páneles de energía solar que alimentan las cercas, a las casas de los campesinos también llegó por primera vez la energía eléctrica. “Aparte de que tenemos luz para la nevera y para compartir en la noche, sabemos que cuidar al jaguar es cuidar el río, que ya no se está secando”, dice Álvaro Torres.

¿Pero qué tan significativo puede ser implementar diez kilómetros de corredor, si se necesitan más de 17 mil? “Es tan sólo una de las líneas de trabajo. Sabemos que lo principal es consolidar nuevas políticas públicas. Para que el corredor funcione se necesitaría, de manera urgente, que se declare la ampliación del Parque Nacional Natural de Chiribiquete (como lo anunció el presidente Juan Manuel Santos el pasado junio en la Cumbre de Río+20) y que se acepte nuestra propuesta de declarar un nuevo parque en Bolívar, necesario para el tránsito. El gran poder del ministro de Ambiente es salvar gran parte del corredor”.

Por: Angélica María Cuevas G. / ElEspectador.com

Que está pensando?

Nos encanta leer sus comentarios, no olvide dejarnos su opinión.