Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /nfs/c02/h03/mnt/24086/domains/yocreoencolombia.com/html/wp-content/plugins/easy-contact-forms.bk/easy-contact-forms-database.php on line 152

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /nfs/c02/h03/mnt/24086/domains/yocreoencolombia.com/html/wp-content/plugins/easy-contact-forms.bk/easy-contact-forms-database.php on line 152
Historia | Yo Creo en Colombia

Historia

empresas yo creo en colombia

Nuestra historia empieza como la mayoría de proyectos y las grandes empresas del ser humano, simplemente por una idea novedosa. Una idea que partió de un adecuado cultivo de inspiración y frustración. Cultivo que con el tiempo prepara el terreno para que un buen día, casi de manera inesperada cuando uno se está duchando, de repente llegue la inspiración: eureka!!! O como cuando se encuentra en un punto de quiebre donde ante una disyuntiva difícil, escoge un curso de acción que conduce a una nueva idea que uno decide crear. Una idea que a su vez determinará su propio curso de acción. Por contagio, esa idea se propaga.

Yo Creo en Colombia nace de una frustración personal como profesor universitario y empresario, cuando en el año 1999 pregunté a mis 39 estudiantes de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes:

-¿Quiénes de ustedes se ven en Colombia en 5 años?

Solamente 12 de ellos alzaron la mano.

Colombia se encontraba entonces en una situación complicada con la intersección de tres crisis: una crisis política, una crisis económica y aún más grave una crisis de confianza. En 1999 el país tocó fondo. Ese año, casi se quiebra Colombia. La economía decreció por primera vez en setenta años, todos los bancos estatales se quebraron, seguidos por el sistema UPAC, como consecuencia una gran cantidad de colombianos perdieron su casa. Ese año, 80% de los secuestros del mundo ocurrieron en Colombia, 55% de los actos terroristas del planeta ocurrieron en nuestro país, 400.000 colombianos (el 1% de la población) tomaron la decisión de irse a buscar una vida “digna” en el exterior. Ese año se quebraron cientos de empresas y miles de empresarios perdieron cantidades de dinero. Ese año había un graffiti que decía:

“El último en salir, por favor apague las luces”

No es sorprendente, entonces, que solo doce de treinta y nueve estudiantes de mi clase, menos del 30%, quisieran quedarse en Colombia. Le pregunté a los otros veintisiete que porqué querían irse. Ellos me voltearon la pregunta.

-Díganos usted por qué quisiéramos quedarnos.

Recuerdo no poder venderles la idea de quedarse en Colombia a los que querían irse. Les dije:

-…Pues…el café, y las esmeraldas, y los dos mares, y las flores, y, y, y…

Me quedé en blanco por un momento y pensé: no vendemos Colombia porque no la sabemos vender, así que decidí hacer algo al respecto. Organicé un grupo de 50 estudiantes de 5 universidades y durante 18 meses investigamos las fortalezas de Colombia. La visión inicial era montar un currículo de Porque Creer en Colombia para todos los colegios y universidades del país.

Luego de varios encuentros y de mucho trabajo de investigación, llegamos a una reunión de trabajo en febrero de 2001, de los cincuenta que estaban investigando solo aparecieron ocho. Nuevamente me sentí frustrado, pues creía que había desilusionado a mis estudiantes con un proyecto utópico sin pies ni cabeza.

Sin embargo, en la reunión reflexioné con el grupo y les dije:

-Lo perfecto es enemigo de lo bueno, una cátedra inicia con la primera clase

Fue así como empezamos a armar diapositivas en el computador, basados en la información que teníamos. El trabajo duró varias semanas. Entonces, uno de los miembros del grupo (Juan Camilo Jiménez) consiguió que me invitaran a dar la primera conferencia de Por Qué Creer en Colombia en Maloka, el mejor auditorio el país en ese momento.

Desde ese momento, el proyecto se convirtió en una bola de nieve y ocho meses después había dictado la conferencia 256 veces. Había días en que la daba hasta 6 veces. La conferencia se volvió un hito: desde la IBM hasta el Concurso Nacional de Belleza, desde el Cuerpo Diplomático hasta los médicos de la Fundación Santa Fé en Bogotá, desde el Gobernador y los Alcaldes del departamento de putumayo hasta el Banco Mundial, desde colegios públicos hasta universidades privadas, desde la convención bancaria hasta el Palacio de Nariño, desde gremios hasta iglesias.

Que está pensando?

Nos encanta leer sus comentarios, no olvide dejarnos su opinión.