Yo Creo en Colombia espera tener el mismo modelo en 35 países de la región.

By Ant_Ycc, mayo 27, 2015

 

Conocerse a sí mismo, trabajar en equipo y reconocer en qué se es bueno, son algunos de los consejos que da Pedro Medina empresario y fundador de la organización Yo Creo en Colombia, quien habló en El Paredón sobre lo planes de la fundación y algunas lecciones empresariales.

Una de las tesis que defiende es que hay que creer en Colombia, ¿por qué esto es importante?
Sí, pues es sencillo. Si no creemos en Colombia no creemos en nosotros mismos. Así de sencillo.

¿Qué cara hace la gente, cuando comienza a hablar de esto?; porque me imagino que hay gente que acepta muy bien los mensajes y otros no tanto…
Lo que pasa es que Colombia tiene que pasar de los titulares a las tendencias. Cuando miramos las tendencias los argumentos son absolutamente poderosos, si miramos un país que pasó de 5.000 a 500.000 visitantes norteamericanos en una década, que pasamos de 67 a 32 muertes violentas por 100.000 habitantes en una década, ve uno que el país claramente ha cambiado, pero a veces nos quedamos en el titular y ahí es donde nos quedamos anclados.

Hay otras  industrias donde todavía estamos rezagados de la competitividad internacional, ¿por qué pasa eso?
Pues el tema de competitividad es un tema muy complejo porque tiene que ver desde cosas micro, que yo llego a tiempo, que yo cumplo mis compromisos, que yo hago lo que yo digo que voy a hacer, que yo me comprometo y cumplo, y yo no digo,  “es que yo trato de llegarle o que yo trato de hacerle”, sino que hacemos las cosas hasta unos tema macro de obviamente infraestructura y todo eso.

Creo que hay gente que ha hecho el ‘switch’ y gente que aún no ha hecho el ‘switch’, y el ‘switch’ es básicamente cambiar la pregunta, si uno cambia las preguntas que se hace, cambian las repuestas; si cambiamos las repuestas, ampliamos el diálogo interno, y si ampliamos el diálogo interno, expandimos conciencia.

Vemos que hay cantidades de oportunidades de nicho, cuando uno cambia la pregunta que se hace comienza a encontrar esos nichos y empieza a encontrar que las oportunidades están ahí y no hay que pensar. Estamos llenos de excusas por las cuales no hacemos las cosas no vemos que las oportunidades están por todos lados, hay nichos por todos lados. Entonces simplemente es coger y hacer la vuelta.

¿Alguien más en otras partes del mundo ha hecho este tipo de cosas de Yo Creo en Mi País?  ¿Qué otras cosas ha visto cuando ha hecho estas charlas en el mundo? Y ¿qué tipos de experiencias puede ir trayendo para nuestros nacionales?
Pues nuestra visión es tener un proyecto de Yo Creo en cada uno de los 35 países de América Latina. Hacia allá vamos. Por ejemplo cené con María Teresa Samper, que inició el proyecto de Yo Creo en Argentina y todavía está. Hay semillas sembradas, pero esa es la visión que tenemos.

No hemos visto nada similar a esto en otras partes del mundo, los conceptos son sencillos son pasar de desarrollo basados en problemas, a desarrollo basado en activos. Se trata de reconocer que el modelo de Bill Gates y demás, de pronto no son tan relevantes, de pronto le sacamos ideas, pero no nos mueve no nos inspiran, hay cantidades de modelos acá en Colombia que son totalmente poderosos. Estaba la semana pasada con el Presidente de Argos, que es un ejemplo, pues una de cada cuatro toneladas de concreto que se usa en Estados Unidos hoy en día son producidas por una empresa colombiana, entonces había un modelo de penetrar el mercado. Como eso hay cientos de ejemplos de empresas colombianas que están haciendo cosas, empresas grandes pequeñas, medianas, de todos los tamaños. Hay que hablar de lo nuestro, en la medida que hablamos de lo nuestro estimulamos a la gente.

¿Cómo hacer para que todos creamos en Colombia así como lo hizo Pékerman en la Selección Colombia?, ¿somos capaces de trabajar en equipo?
Sí, los colombianos sí podemos trabajar en equipo, pero necesitamos metodología. Hay metodología de trabajos de equipo,  donde uno le enseña a la gente cómo escuchar activamente, hay metodologías en las que uno enseña como crear sinergias.

Yo estuve en la junta de una empresa que se llama DCE que diseña y construye embajadas gringas desde Bogotá, en esa época teníamos 587 arquitectos ingenieros colombianos, diseñando y construyendo entre otras el anexo a la embajada de Estados de Nigeria y África. Y el dueño de la empresa en Maryland un día me dijo: “yo trabajo con gente de todo el mundo y no he visto gente que trabaje tanto como los colombianos , con la fuerza de trabajo en equipo, el número de horas, capacidad técnica, felicidad”.

Pedro, entiendo que las compañías lo invitan continuamente a que llegue allá con los equipos comerciales y creativos, ¿qué es lo más común en esas reuniones empresariales?, ¿qué tipo de cosas la gente plantea o discute?
El otro día el Presidente de una empresa me dijo: “yo necesito que usted cambie el chip de mi gente”, y yo le respondí: “oye tu gente no es un celular, a tu gente no se le puede cambiar el chip”. Afortunadamente tenemos el libre albedrío y podemos pensar libre, pero uno sí puede estimular el deseo de cambio de la gente, las empresas hoy día se están reinventando continuamente es la ley del mercado y a veces la gente resiste el cambio y hay razones.

http://www.larepublica.co/yo-creo-en-colombia-espera-tener-el-mismo-modelo-en-35-pa%C3%ADses-de-la-regi%C3%B3n_247951

¿Qué tan emocional es usted cuando hace las charlas, o qué tan emotivo?
Yo combino elementos de cabeza, corazón y tripa, uso una mezcla que funciona de 20% de teoría, 20% datos, 20% historias, 20% humor, 20% dinámicas, la teoría y los datos es la columna vertebral de todo, las historias le ponen carne al tema y el humor  mantiene la gente conectada y las dinámicas son las fundamentales porque es ahí donde la gente aprende. La gente adquiere conciencia y el tema de esto es ser consciente que el cambio está en cada uno de nosotros y depende de cada uno de nosotros.

Para contactar al autor de esta nota:

Jorge Hernán Peláez

@jhpelaez

Editor de esta nota:
María Carolina Ramírez
mcramirez@larepublica.com.co

Que está pensando?

Nos encanta leer sus comentarios, no olvide dejarnos su opinión.